Cine: críticas y reseñas

El viajante (Asghar Farhadi, 2016)

Salesman

Uno ha de resistirse a sucumbir a la tentación de ver El viajante como una historia “sobre Irán”. Por supuesto transcurre en Teherán y su director es iraní. Y sin duda utiliza como material vidas de gente inmersos en esa cultura. Hasta cierto punto cualquier película hecha en los Estados Unidos es “sobre” los Estados Unidos. Y sólo en ese sentido, El viajante es “iraní”. En realidad a Farhadi no le interesa hablarnos “sobre Irán”, sino sobre exquisitas complejidades de nuestras vidas. Emad y Rana interpretan a Willy y Linda Loman en una producción de La muerte de un viajante, que habla de la dignidad esencial de cada ser humano, incluso el más fallido, incluso el más mediocre: “Attention must be paid”, una de las frases más contundentes del teatro americano del siglo XX nos conmina a no juzgar, a abrazar la vida, a entender, a empatizar. Y un poco de manera casual empieza a pasar, como suele pasar en las películas, que los eventos en la vida de Emad y Rana (eventos iniciados por un edificio que se derrumba) van a mezclarse de manera fascinante con la obra que representan y más allá del acto relativamente progresista de representar tal texto frente a la censura se van a encontrar frente a un dilema moral.

Yo no sé si esto es muy central a la sociedad iraní, pero dudo que sea más central de lo que es para cualquier persona con un sentido moral que trata de reflejar a través del arte. Yo sentí que la pelicula me hablaba a mí. Que hablaba de la diferencia entre nuestras vidas en el arte (o en las redes sociales) y el modo en que nos enfrentamos a situaciones que deberían partirnos el corazón. Tengo que decir que yo me vi en el dilema que se plantea en la última media hora. La película nos atrapa lentamente, con una acumulación lenta de detalles y momentos, utilizando el realismo para hacer esos momentos plausibles. Su triunfo está en no sermonear: detalle a detalle se entra en la tragedia, en el momento en que, de la manera más clásica posible, el personaje se revela, emerge de sus engaños. En ese momento la película acaba y uno quiere volver a empezarla. No, no es sobre Irán: es sobre nosotros.

Advertisements

2 thoughts on “El viajante (Asghar Farhadi, 2016)”

  1. No sé si es el navegador (Firefox), el sistema (iMac) o qué, pero el título de la entrada se come gran parte de la imagen de cabecera. En Chrome y Safari también me sucede.

    Like

    1. Gracias Albert! Huy, pues no sé. A ver, creo que en parte es por la plantilla (Dara). Una cosa con estos blogs gratis es que las plantillas no son perfectas y toman decisiones que no puedo cambiar. Y la alternativa es hace una más simple, como la que tenía en Blogspot, pero pierdes funcionalidad. De todos modos te digo que yo es que lo veo bien (en Chrome). Así que no sé. Por cierto, no sé si sigue activo tu blog. Ahora te lo linkeo.
      Un saludo!

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s