Sin categoría

"Cine subcultural" frente a "Buen" cine

En su sentido más puro (y más restringido), la expresión “cine gay” debería reservarse para el cine subcultural: el que llena programaciones de festivales gays, el hecho a partir de la experiencia gay. Me interesa saber qué opinión os merece este cine “subcultural” o qué experiencias podéis compartir al respecto.

Trick: la comedia romántica suele ser muy hetero. Lo que me gusta de Trick es que propone una comedia romántica con elementos referenciales claramente gays

Uno de los aspectos recurrentes en vuestros cuestionarios y algunas opiniones en este blog es que el cine subcultural, en general, os atrae poco. La mayoría de los que declaran esto, añaden que lo que les gusta es el “buen” cine. Yo no acabo de entender este tipo de enunciados, aunque creo que sé más o menos por donde van los tiros. Un modo de reflexionar sobre esta cuestión es preguntarme qué quiere decir la gente cuando habla de “buen” cine. Y lo que pasa es que cada uno quiere decir una cosa distinta, lo cual hace que el significado del enunciado anterior (que presupone además que todo el cine gay es “mal cine”) sea realmente escurridizo.

En esta discusión dejo de lado las películas que obviamente son narrativamente torpes o no saben fragmentar una escena con el montaje o tienen actores para matarlos. Pero de ésas hay también en los cines comerciales. Y son tan homo como hetero. Hay por supuesto criterios “técnicos” objetivables, que son más o menos los que enseñamos en clase. Construcción dramática, motivos visuales o narrativos, un cierto dominio de la sintaxis de planos y movimientos de cámara… En general, la gran mayoría de películas gays (en este sentido reducido, que no coincide con el que uso en mi blog) cumplen con esto, a veces con creces. Pero esto no basta al parecer. Y luego hay otros criterios que son de tipo “artístico”: una buena película es una obra de arte, algo que explora nuevas direcciones en el lenguaje, que dice cosas de una manera innovadora, que busca nuevos terrenos de expresión, que tiene un discurso sobre la realidad complejo, etc. Ciudadano Kane. El eclipse. Ocho y medio. Evidentemente, muchas de las películas que consideramos “buenas” no llegan a estos extremos. Entre otras cosas porque la innovación radical no suele traer éxito de taquilla. Así, el concepto que la gente tiene de lo que es una buena película (y que para la mayoría de vosotros el cine gay no cumple) se encuentra en algún lugar entre ambos.

Edward II, de Derek Jarman. El cine comercial mainstream no habría añadido relevancia gay a esta versión de la obra de Marlowe

Está claro que una “buena” película es la que tiene una serie de rasgos que apreciáis. Y algunos compensan por otros. Hay películas que no son grandes películas pero que tienen una cosa que nos gusta (no sé, una buena interpretación de Robert DeNiro, un momento Scorsese ágil y dinámico) y os predispone positivamente. Y al contrario, hay películas buenas que tienen algunos elementos que pueden ser contrapeso en la balanza de la opinión. A mí no me gusta, por ejemplo, Meg Ryan, pero en Ricas y Famosas sale Meg Ryan y esto no afecta (demasiado) mi disfrute de la película. Lo que me choca un poco de vuestras respuestas es que los placeres que proporciona el “cine gay subcultural” no os parecen suficientes. Igual es una cosa de estas en las que sólo se posicionan quienes quieren declarar su distancia mientras que el resto disfruta bastante de la cuestión.

Es evidente que un cine dirigido a un sector específico no puede contar con grandes alardes técnicos o incluso de interpretación. Pero siempre pienso en una película como Sideways (Entre copas), mediocre desde cualquier punto de vista pero que cayó muy en gracia porque tocó la fibra sensible de cierta problemática heterosexual. Creo que los gays tendemos a ser menos permeables a este tipo de cosas. O quizá no: ¿hay algún equivalente gay a Sideways? ¿Alguna película gay que toque el zeitgeist gay y nos guste por ello? El caso es que da la impresión que los indudables atractivos que debería tener el cine subcultural (una mirada homoerótica que coincide con la del espectador a quienes va dirigida, un uso de ciertos códigos sin tapujos, reproducción de experiencias que se parecen a momentos vividos) no os parece “suficiente” como para apoyarlo. Y esto es curioso, porque si algo demuestra el fenómeno Brokeback Mountain es que el umbral de tolerancia de los heteros hacia la experiencia gay es bajo. Nuestra experiencia sólo se puede reflejar plenamente, de momento, en productos de la subcultura.

Beefcake es un ejemplo estupendo de los placeres del cine subcultural: habla de nuestra historia, ofrece una mirada homoerótica, presenta situaciones reconocibles como nuestras

Definitivamente, la etiqueta no es derogatoria. Yo creo que el cine subcultural tiene su lugar y tiene unos placeres irreemplazables. No sé si vale la pena poner ejemplos, porque una vez entramos en este terreno hay cientos de películas y las posibilidades de verlas son limitadas, pero a mí me gusta bastante Trick, de Jim Fall. Latter Days tuvo bastante éxito hace algunos años. Hay una reciente, que se llama Straight Jacket que es precisamente eso, cine subcultural. Cine subcultural lésbico es But I’m a Cheerleader, It´s in the Water. Desert Hearts, Go Fish y Claire of the Moon nacieron de la subcultura, aunque con ambiciones, y no se preocupan por las sensibilidades hetero. En general se trata películas de bajo presupuesto y sin estrellas, pero tienen sus compensaciones.

Así, ¿Qué queréis declarar sobre el cine subcultural? ¿Queréis justificar vuestras críticas (con ejemplos concretos de por qué consideráis ciertas películas “malas”, porfa)? ¿Algún partidario acérrimo?

Advertisements

16 thoughts on “"Cine subcultural" frente a "Buen" cine”

  1. No sé si voy a repetir algo de lo que ya han dicho anteriores participantes, porque no me lo he leído todo. Aquí van razones por las que a mí me interesa y me gusta mucho el cine gay. Por supuesto, por la identificación con lo que sucede en la pantalla. Pero no sólo. También, supongo, como a cualquier hétero, me gusta la posibilidad de vivir múltiples historias. Y en una peli gay, claro, me gusta ver a tíos buenos, por qué negarlo. Me gusta Krámpack porque me pongo en la piel de un chico con esos conflictos, aunque nunca viví en mi adolescencia una situación similar. Por cierto, me molestó mucho que Cesc Gay en un debate en versión española negara que la película debía interesar especialmente al público gay. Entre otras cosas, él no es el autor, pues si no me equivoco se basaba en una obra teatral. Creo, a diferencia de él, que sí es una película gay. Eso no quita que otras películas dirigidas por el mismo director, como En la ciudad, o Ficció, me encantaran. Algo curioso es que creo que si veo pelis gays puedo ser mucho más tolerante con la calidad. No tengo claro que El Club de los corazones rotos, por poner un ejemplo, fuera una maravilla, pero a mí me gustó. Si hubiera sido una historia hétero… no sé, es difícil de imaginar. Me encantó también Trick. Seguramente un componente esencial para una película gay es mantener cierto grado de tensión, de interés sexual. Y Trick lo mantiene con ese boy que está estupendo con el que el protagonista, que podría ser uno cualquiera de nosotros (aunque todo sea dicho, también es bastante guapo), no acaba de enrollarse. Hasta que hace la llamada para comprobar si el papelito que le ha dado lleva el número de teléfono verdadero y comprueba que sí… Esa caminata por la ciudad, cantando la canción de su obra de teatro, en el amanecer es de lo mejor que he visto. Te levanta el ánimo de verdad. Aparte de todas las escenas cómicas y sugerentes. Cuando van en el metro y el otro abre los ojos de repente, o la del lavabo de la discoteca con la reinona (genial, en versión original o doblada, genial). Soy cinéfilo de pro, voy unas dos veces mínimo por semana al cine, y en la tele es lo que más me gusta, y el cine gay me interesa especialmente. Como me interesa leer en clave gay ciertas películas, como El club de los poetas muertos o Picnic, por poner un par de ejemplos. Por cierto, a mí también me gustaría linkarme con gente a la que le interese el tema, aunque desde luego, si no se puede, muy atento leeré el blog. Otro día escribiré algo más ordenado, pero hoy es tarde y estoy cansado.

    Like

  2. Adoro el cine de subcultura. Y es porque habla de mi de verdad, sin eufemismos, sin intentar caer en gracia y sobre todo porque habla mi lenguaje. No me entendais mal. Me gusta Brokeback Mountain, pero está narrada desde los ojos de un hetero. Y se nota (y mucho). Hace poco me arriegué a ver “Diario de un escándalo”, película con topicazo de bollera en el armario, manipuladora y cruel, que acaba jodiendo a todo el mundo. Que asco. Desde entonces me gustan menos Cate Blanchet y Judi Dench. Sin embargo pequeñas películas como Latter Days, trick, Mysterios Skin, Another Gay Movie, edge of seventeen, la otra pareja, y tantas otras, hablan desde otro punto de vista. Desde la subcultura de la que yo me siento orgulloso. Y lo hacen con su propio lenguaje. Creo que estamos demasiado influenciados por el lenguaje del cine de grandes historias y grandes palabras para tener la amplitud de visión necesaria para admirar joyas minúsculas sin grandes espectativas pero llenas de ilusión y de aire fresco que pasan por nuestras manos. Lo siento, pero para mi un “Trick” o un “latter days” que me hablan a mi directamente, con mis palabras, en un idioma que yo entiendo, valen más que 100.000 Brokeback Mountain.

    Like

  3. hola, me ha interesado muchísimo este blog, es más, me he leido todo el comentario, y es porque me siento identificado: con vosotros- que supongo gays- y con el tema del cine gay. Yo al contrario de lo que veo aquí, soy estudiante de audiovisuales y debo decir que la mayoría de las películas de cine gay que he visto eran buenas o me han gustado. Creo que tienen una sensibilidad especial y me llega más fácilmente. Tampoco es que haya visto muchas de este tema, pero sobre todo los de TV2, que sinceramente, la mayoría me gustan. No he tenido oportunidad de ver Brokeback… pero me gustaría.Ahora bien, también es verdad que hay alguns pelis gays que parecen más bien una burla y que caen en tópicos irritantes que me queman hondamente. En estos casos siento una verguenza ajena por los personajes y odio por la visión del autor del texto. Con esto quiero decir que si comparamos el porcentaje de pelis gays buenas y de peliculas convencionales que los sean, el cine gay gana con diferencia: porque en su mayoría están hechas por grandes directores, en su mayoría son cine de autor. Lo que pasa es, como siempre, la falta de promoción publicitaria y su desconocimiento para los demás.Por favor, me gustaría una recomendación de las peliculas que considerais las mejores para que las disfrute. Hay que ver nuestro cine, pero no a disgusto, sino porque en realidad suelen tener una calidad bastante aceptable.

    Like

  4. Hola, Creo que siempre me han interesado las peliculas con tematica gay. Las primeras que recuerdo son Cuising de Al Pacino y la brasileña El beso de la mujer araña, mas tarde llegarian La ley del deseo de Almodovar y Philadelphia de Tom Hanks, en total habia visto un par de peliculas en un par de decadas. Para mi ser gay era como ser piloto profesional de coches, una rareza. Pero con la llegada de internet descubrí que había todo un subgenero de cine gay y comence a ver peliculas como El club de los corazones rotos o Juste une question d’amour. Y ya no me pareció que ser gay fuera una cosa extraña, y que personajes gay podian protagonizar todo tipo de historias y en todo tipo de paises. Y que habia cine gay de todas las nacionalidades. Sobre todo Estadounidense, britanico y frances, pero tambien lo hay israeli, italiano, japones, filipino, griego, argentino, canadiense, etc.Tambien hay que reconocer que se hace cine gay infumable pero tambien lo hay de calidad como C.R.A.Z.Y. que optó a los oscar hace un par de años.Pero a parte del cine de tematica gay creo que tambien hay cine para gays. Como surgió el cine para negros y que ha dado directores como Spike Lee.

    Like

  5. Hola, soy un chico de 20 años y me encanta ver cine gay, por la sencilla razón de que me siento identificado con la historia , las situaciones… y todo lo que los gays vivimos y sentimos. Durante mi adolescencia, siempre que iba al cine con los amigos a ver películas románticas, eran desde el punto de vista hetero. Vale que tampoco hay mucha variedad si quieres ver una historia romántica gay en el cine pero aunque la hubiera, seguramente, la mayoría de mis amigos, habrían preferido ver la historia entre un chico y una chica. Los gays estamos acostumbrados desde siempre a ver pelis heteros e identificarnos con ellas, simplemente porque el mercado al que van dirigidas es más amplio y el cine gay es de “subcultura”, como bien decís aquí.No estoy de acuerdo con que la calidad del cine gay sea mediocre y mala. Creo que hay pelis como “El hada ignorante”, “Trick” o “El último verano”, que son entretenidas e incluso buenas y, aun teniendo un presupuesto inferior a las super producciones de Hollywood, son bastante decentes y reflejan mejor nuestra forma de relacionarnos y sentir. Precisamente la pélicula con mayor peso medíatico (Brokeback Mountain)es la que menos me gustó, aunque le volveré a echar un vistazo algún día.Tengo la suerte de que en Extremadura, no sé porque extraña razón, hay un festival gay-lésbico por lo que puedo ver cine gay en la gran pantalla.Me encantó la entrada, escribes genial. Un saludo! 🙂

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s