Sin categoría

Sobre Brokeback Mountain y la recepción del cine gay

Teníamos que hablar de Brokeback Mountain en un momento u otro. Y veo que hay varios fans por ahí, así que me meto en este terreno pantanoso. Espero que los fans sean clementes conmigo. Lo único que trato de hacer es ir más allá del entusiasmo (bastante acrítico) que ha despertado esta película y relativizar un poco su impacto.

La mañana después de los Óscar, decepcionado por el resultado, me sumergí de cabeza en la blogosfera para encontrar un motivo, y lo que vi fue una serie de fans arrebatados proponiendo teorías conspiratorias. Y el caso es que sospecho que hasta cierto punto tenían razón, pero, seamos honestos: ¿Cuándo ha ido el óscar a la mejor película a una película realmente buena? Cielos, han ganado cosas como Bailando con Lobos, Una mente subnormal (o como se llamase aquello) o, el colmo, Paseando a Miss Daisy (¡El año de Haz lo que debas!). La cantidad de películas inanes que ganan óscars es brutal, y a pesar de que mi corazón estaba con Brokeback Mountain, Crash es mejor que una buena parte de las ganadoras en los últimos veinte años.

Lo importante aquí es que los seguidores de Brokeback Mountain eran gays y los comentarios en los blogs estaban hechos DESDE una perspectiva gay. Esto me parece interesante: los gays son, como los cristianos, los judíos, los ecologistas, un grupo que opina. Hace sólo diez años esto no habría tenido casi difusión. Brokeback Mountain era “nuestra” película, por fin una película sobre “nuestra” experiencia, de la que nos podíamos sentir orgullosos. Se consideraba (y algún post en esta página va por ahí) una película clave, innovadora, la mejor película gay de la historia y, para algunos, la película que iba a cambiar la representación de lo gay en el cine y que daría lugar a secuelas.

Hmmm.

Voy a dejar de lado el hecho de que, a diferencia de muchas otras “películas gays”, Brokeback Mountain es espléndida. No sólo la factura es impecable, hay un tratamiento del espacio en términos simbólicos (para mí, Brokeback Mountain, el lugar, es una metáfora del armario), está realizada con gran inteligencia, con ideas, etc. Pero como digo, dejo esto de lado. Me centro en la cuestión del impacto, de la recepción.

Una pregunta menos tonta de lo que parece a primera vista: ¿Por qué se atribuye tanta importancia a Brokeback Mountain?

Hago una lista de algunas razones que habéis sugerido y que he ido recogiendo por ahí:

1. Por fin una película comercial de calidad que habla de la experiencia gay. Está bien porque es accesible a los heteros que así pueden conocer “nuestra experiencia”
2. Introduce la homosexualidad en un género, el Western, que solía ser muy hetero.
3. Los protagonistas son atractivos.
4. Habla de las relaciones “como realmente eran”. Sin plumas o aspavientos. Después de todo, dicen por ahí, la mayoría de los homosexuales no tienen pluma, etc.
5. La representación de la homosexualidad es “revolucionaria” para el cine comercial: los protagonistas tienen una relación sexual, no se hace de ellos un espectáculo, etc.

Imagino que tenéis más razones, y estaría bien ir poniéndolas aquí.

Lo que a mí me parece es que ninguna de esas razones justifica el fenómeno de esta película. Desde 1983 llevamos oyendo periódicamente que hay una película gay que POR FIN (y esto es la clave) representa la homosexualidad como realmente es y va a normalizar a los gays en el cine comercial. Esto suele desembocar en una pequeña oleada que se salda con tres fracasos comerciales y un regreso al armario de celuloide. El impacto real de esta película se verá. De momento los intentos de volver a “tratar el tema” van mal y Hollywood siempre tiene un ojo puesto en la taquilla.

En cuanto a las razones de los blogeadores del mundo, hay contraejemplos de todas ellas.

1. Una película como Filadelfia ya hablaba de la experiencia homosexual (discriminación, despido, sida) y de la homofobia. Es verdad que se cubría las espaldas dando mucha importancia a Denzel Washington. Y Maurice era una película de amor con una trama muy cercana a Brokeback Mountain. Y es de finales de los ochenta.

2. Brokeback Mountain NO ES UN WESTERN (dice Alberto exasperado ante la unanimidad crítica). La crítica hetero y los armarizados no hacían más que enfatizar esto como para resaltar la innovación genérica. Pero es otra cosa. De hecho, para mí, la adscripción genérica es el melodrama. Como en las películas de Douglas Sirk (Sólo el cielo lo sabe), los personajes se enfrentan a una sociedad que no les admite. Así no tenemos a los gays como vaqueros, sino como protagonistas del melodrama sumidos en una situación que tiene que ver con sentimientos que sólo se expresan con gran dificultad. Mucho menos macho. Y menos raro.

3. Lo de que los protagonistas gays sean atractivos no es tan inusual. Citar otra vez Filadelfia y Maurice (películas que, matizo, me parecen bastante inferiores a Brokeback Mountain, pero también se hicieron hace mucho tiempo). Y por no hablar de Querelle. Nadie será nunca tan atractivo como Brad Davis en Querelle. Que además se presentaba con un homoerotismo (con una mirada homoerótica) que está ausente en la película de Lee.

4. La pluma no me preocupa en absoluto. Si queremos una normalización, será consiguiendo que tener pluma no lleve a discriminación. Odio esta idea de que la normalización sirva para planchar ciertos aspectos de la cultura gay. Algunos (muchos) tenemos pluma. Otros no la tenemos. Y DA IGUAL. Por lo demás, por supuesto ha habido homosexuales sin pluma en el cine comercial (Another Country, Magnolia, Su otro amor, Alex Karras en Victor Victoria, Fassbinder en La ley del más fuerte, Eusebio Poncela en La ley del deseo, por no hablar de Steve Guttenberg en Que no pare la música etc etc etc etc etc).

Por otra parte, El cine no tiene ninguna obligación de presentar las cosas “como son”. En cualquier caso, para mí Trick, Miradas en la despedida, Los juncos salvajes, Compañeros inseparables, The Hanging Garden, por ejemplo, representan las cosas “como son” para algunos de nosotros. Una nota aquí: uno de los problemas no está en que no haya imágenes positivas de los gays en el cine. Desde los años noventa las hay a patadas. Pero los gays son bastante snobs al respecto y no van a ver “películas gays” porque “son malas” o porque “son limitadas”. En cambio sí consumen bodrios como Misión imposible III, que probablemente “es buena” y “da una visión amplia de la vida”. La paja en el ojo ajeno…

5. En el cine comercial ha habido varias representaciones normalizadoras de la homosexualidad (algunas se ven arriba). Cierto que pocas tan exitosas, pero esto nos lleva a pensar que lo que hace distinta Brokeback Mountain es su éxito, no un elemento intrínseco de la película. Yo creo que Dioses y monstruos era muy normalizadora. Y establecía una complicidad encantadora con los espectadores gays a partir de la mirada llena de inteligencia de Ian McKellen. Director gay, guionista gay, actor gay, perspectiva gay, personaje gay…

Por último, es verdad que los heteros han ido a verla se debe a varios motivos.

Primero, a que ya era hora. Es un signo de los tiempos que ciertas manifestaciones de la homosexualidad son aceptadas. PERO EN CIERTOS TÉRMINOS. Eduardo II hablaba de homosexualidad, pero en términos homoeróticos y políticos. Resultado, fue “guetificada” por crítica y público.

Segundo, a que la película llega hasta donde tiene que llegar para que no se asusten los heteros (que siguen sin parecer muy preparados para la cuestión homoerótica).

Tercero, a que la crítica ha enfatizado la “calidad”, la “innovación de género” (el dichoso Western Gay), al tiempo que aseguraba que “esto no es cine gay, es simplemente buen cine” y tranquilizaba a los espectadores que aquello no era una arrebato activista. En el cine de Londres donde la vi, el programa aseguraba a la clientela de que era una película sobre “una amistad que dura más de veinte años”. No vi ninguna crítica en un medio de amplia difusión que señalase “la homofobia” como el problema central de la película. Es, para ellos, una “historia de amor”. Vale, tíos. El problema es lo cabrones que eran (son) los heteros homófobos, patológicos, etc, no “el amor”.

Cuarto: la película acaba mal. Los homosexuales sufren. Parece cosa baladí, pero esto hace que las cosas vuelvan a su cauce al final. No es preciso, pero qué casualidad que la película de “tema gay” más exitosa tiene, como las menos exitosas, un final infeliz para los protagonistas. Y cierto que “las cosas eran así”, pero bueno, en Sólo el cielo lo sabe también “las cosas son así” y Jane Wyman se queda con Rock Hudson.

Finalmente, no es una película subcultural en absoluto. No están invitando a los heteros a disfrutar de la cultura gay en términos gays. En términos de perspectiva, The Rocky Horror Picture Show era una película mucho menos conservadora y más rompedora que esta. Y es de 1975. O sea, de hace treinta años. Y también la ha visto mucha gente, entre ellos muchos heteros de mentalidad abierta, menos pacatos que aquellos cuyas sensibilidades Lee y su equipo “no querían herir”. Creo que tendríamos que dejar de preocuparnos de una vez por las “sensibilidades” de los heteros.

No me crucifiqueis, estoy haciendo de abogado del diablo. Pero el tema que interesa es si somos tan acríticos con Brokeback Mountain por razones textuales (creo que no) o simplemente por su impacto, que es cosa externa a la película.

Por supuesto es muy bonita.

Advertisements

25 thoughts on “Sobre Brokeback Mountain y la recepción del cine gay”

  1. Por cierto, se me olvidó decir ya que has comentado sobre Philadelphia, que se escucharon rumores, no sé si son ciertos pero sí me han llegado, de que la película para que finalmente llegara a los cines se le puso la condición de que al final de la película el protagonista tenía que morir.

    Like

  2. jolines con la peña, tiene esta peli endiosada.vale, la pelicula es buena, pero decir qhe ha hecho mas que 30 años de lucha de los colectivos!!! Si, espera, estoy viendo como todos los gobiernos de los paises donde se ha estrenado han aprobado el matrimonio homosexual y leyes contra la homofobia. Claro.Por favor, midamos lo que decimos.Hay un hecho emotivo tan fuerte alrededor de esta peli que pareciera que no se puede criticar. Y, bueno, es criticable. Es una peli gay, sin duda, pero como dijo Alberto, es una pelicula gay que acaba mal, es una pelicula gay donde los gays sufren y mueren, que es el papel que dios les ha dado en este mundo. ES una pelicula que permite a los heteros ir al cine, lloriquear un rato y salir del cine con la conciencia tranquila, puesto que la discriminacion a los gays no es presentada como algo de lo que sean responsables, sino como una fuerza del destino.Los heteros no quieren responsabilidades, no quieren acusaciones, no quieren ver al niño que se muere de hambre en la tele. Queiren ver una historia de amor que, mas o menos, tenga relacion con sus historias de amor. Y una vez salgan del cine, si no son gays casados en el armario, seguiran pensando lo mismo que pensaban al entrar, que lo de ser gay es algo malo, que los culpables son ellos por engañar a las mujeres y que ser gay es un “estilo de vida” negativo (esto para los yankis). En fin. Mucho BBM pero al final estamos donde siempre: no le digas las verdades a la cara a los heteros, no vayan a darse por aludidos.Trimegisto

    Like

  3. Nevermore: esto es algo que ha planteado el propio guionista (gay) de Filadelfia. Pero yo creo que no hablaba de presiones, sino de posibilismo. Le convencieron de que la película sería más asimilable, llegaría a más gente y por lo tanto tendría mayor impacto si terminaba con la muerte de Hanks.Trimegisto: no hace falta decir que, después de lo dicho, comparto tu punto de vista. Hay que distinguir entre que una película sea buena o mala y su impacto real. Ya veremos si BBM realmente sirve para cambiar las cosas. Pero yo creo que NINGUNA película tiene un impacto tan brutal. Se me hablan del conjunto de películas (es decir, si de repente empiezan a aparecer alternativas a la homofobia de manera sistemática) podemos tener una discusión. Pero una película nunca cambia las cosas. En algún caso puede empeorarlas: en ciertos lugares de la América profunda BBM puede haber contribuido a exacerbar la homofobia o sus manifestaciones. Y, por otra parte, cierto, no creo que la gente vaya a BBM y corra a Chueca a iniciar una campaña “Abrace a un Aay”. La gente homófoba se queda igual y la gente que no es homófoba también. Insisto, una cosa son las cualidades intrínsecas de la película y el impacto emocional que a nosotros nos puedan producir, otra sus efectos sociales y el tratamiento de la película en el mundo real. Creo que no nos hacemos favores atribuyendo a una película (cualquier película) más impacto del que tiene. Y, por volver a sacar el tema, sospecho que una película como Filadelfia, mucho más hetero, mucho más conservadora, más floja, con muchas más concesiones, es posible que contribuyera más a cambiar cosas (aunque mis esperanzas son, en general, limitadas): se centraba en un tema concreto que debatía de manera didáctica, era un problema contemporáneo, que estaba en el centro de la narrativa. El impacto y la calidad no tienen nada que ver. Hay películas malas con gran impacto y películas buenísimas que la gente va a ver pero que no cambian vidas.

    Like

  4. No acabo de entender la pregunta: ¿te refieres a la actitud de las chicas ante Brokeback Mountain? ¿A la relación de las lesbianas con el fenómeno Brokeback Mountain? Lo mejor sería que alguna chica comentase algo al respecto. Lo único que sé es que es una película que gustaba a las chicas heterosexuales según leo: eran ellas las que arrastraban a sus novios al cine, en EEUU y en GB. Pero ya te digo, si especificas algo más a qué te refieres….Un saludo

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s