Sin categoría

¡BIENVENIDOS!

¿Cuáles son tus películas gays preferidas? ¿Por qué? ¿Qué importancia tiene el cine en tu vida? ¿Te has sentido Marlene Dietrich, William Holden, Greta Garbo, Jodie Foster, John Wayne, Sigourney Weaver? Y ya que estamos, ¿qué diablos es cine gay? Si es que existe tal cosa… (¿cine que se acuesta con otro de su propio sexo?)

Pues para ir hablando de estas y otras cosas (después de todo el cine gay tiene relación con TODO) abro hoy el blog (no sé si debería empezar con alguna frase-bautizo en plan performativo…).


Vuestros comentarios serán la base (anónima) de un libro que preparo sobre cine gay. Uno de los aspectos que me interesa es el de la relación entre ser gay y ser espectador de cine. La propuesta de partida (con la que por supuesto podéis disentir) es que cuando uno es gay esto afecta al modo en que ve cine. No a todos del mismo modo, pero sí de algún modo a todos. Se es gay de muchas maneras, casi una para cada uno. Y lo mismo puede decirse de los modos en que vemos cine.


Mi modelo para estas cosas (como para tantas otras), y la inspiración de este proyecto, está en las memorias de Terenci Moix, donde describe cómo el cine jugó un papel fundamental en el desarrollo del deseo. El cine como lugar es importante. Pero también el cine como ámbito abierto a las fantasías. Y el cine como modo para establecer complicidades con otros gays. Y para ejercer deseo. Y para aprender sobre el modo en que la sociedad trataba a los que eran como él.

En los sesenta y los setenta (¡sería fantástico conseguir muchas contribuciones de gente que era cinéfila en aquellos años!) por ejemplo el cine era una arcadia del deseo irreemplazable. No había otra cosa. Y qué privilegio poder admirar un torso como el de William Holden en Picnic sin peligro de que el propietario del susodicho torso arrease a uno un puñetazo. Pero el cine también podía hablarnos de otros gays, o sugerir que existían.

En fin, que el blog está abierto a contribuciones, temas, opiniones de chicas, de chicos para que compartir experiencias del cine, diversos modos de ver cine en clave gay. Porque está claro que Los caballeros las prefieren rubias es distinta si la ve un gay. O American Gigolo. O Aliens. Jodie Foster significa algo distinto para una lesbiana que para un gay y trae esas connotaciones a la mente haga lo que haga. Y uno no puede evitar ver a Clifton Webb en Laura sin pensar que su obsesión por la protagonista no es exactamente carnal.

Hablaremos de películas nuevas y viejas. De homoerotismo y modelos de vida. A mí por ejemplo la Marlene Dietrich de las películas de Sternberg me ha inspirado constantemente. No en el vestir, cierto, pero en tantas cosas… Hablaremos de Cukor y Fassbinder, de cine queer y de armarizadas célebres (si alguien quiere empezar a sacar del armario a Juan de Orduña…). De Garland, de Sara Montiel, de Rock Hudson. Y de Almodóvar. De si hay una sensibilidad gay o muchas (o ninguna). De qué convierte un cuerpo en un cuerpo homoerótico. De si lo de las “imágenes positivas” tiene sentido o no. De si el cine nos ayuda a vivir o si cierto cine nos puede hacer sentir peor.

En fin, que eso, que bienvenidos.

20 thoughts on “¡BIENVENIDOS!”

  1. La tengo algo olvidada pero supongo que la revisaré pronto para incluirla. ¿Puedes explicar por qué te parece tan importante?Te cuento un poco: yo la vi hace cuatro años o así, cuando se estrenó. En principio iba de malas, porque Hammam, del mismo director, me pareció irritante. Esto tiene su historia: hace unos años yo estaba muy en el rollo de imágenes positivas y tal, y esta película era increíblemente tímida en la representación de la homosexualidad con uno de los estilemas clásicos del cine “armarizado” que es dar mucha más importancia a la relación hetero. O sea que salí escandalizadísimo que en plena década de los noventa (y hace ya más de diez años… increíble còmo pasa el tiempo) hubiera una película tan pacata, tan cobardica (la homosexualidad se descubre, literalmente, A TRAVÉS de la mirada de la esposa. Supongo que ahora la vería con otos ojos.Pasando a Fati Ignoranti, pues creo que llegué con algún prejuicio, pero me pareció mejor. El problema aquí era que volvía a aparecer, en el tratamiento de la homosexualidad, un rollo de melancolía del que se había abusado mucho. Por supuesto los gays tenemos derecho a ser tan melancólicos como el resto del mundo. Pero no sé. Y para acabar de arreglarlo, la historia de la esposa que “descubre” el asunto se repetía. ¿Es que en Italia es necesaria una esposa para construir una narrativa de amor homosexual? Sí, ya sé que sueno un poco a Soviet Supremo. Me averguenzo de ello, pero no sé. Es como si la película viniera de los setenta…En fin, discutid, polemizad…(Y un beso y gracias!)Alberto

    Like

  2. Lo prometido es deuda, estoy echándole un vistazo al blog y voy a empezar escribiendo aquí. En mi opinión, al no existir un gran número de películas de temática gay, tenemos que ser nosotr@s l@s que se adaptan a la película y no al contrario (comparto eso de: “cuando uno es gay esto afecta al modo en que ve cine”). Es decir, que nos faltaría esa libertad y variedad para encontrar alguna película en la que nos identificáramos realmente.Si tuviera que citar algunos títulos destacaría DEBS (tiene un toque cómico-romántico que no había visto hasta ahora), Tomates Verdes Fritos (la primera película de temática que me hizo abrir los ojos) y, por último, Inocencia Interrumpida (sencillamente me partió en dos el hecho de que eso sucedierá realmente -y por supuesto la interpretación de Angelina Jolie en el papel de Lisa).Espero ser de ayuda…1 Beso y hasta pronto.

    Like

  3. soy el mismo de antes pero con otro nick, para que eches un vistazo al blos que hice sobre Brokeback Mountain y que ya cerré gracias a Dios, antes de que se conviertiera en algo patológico.Saludos

    Like

  4. soy el mismo de antes pero con otro nick, para que eches un vistazo al blos que hice sobre Brokeback Mountain y que ya cerré gracias a Dios, antes de que se conviertiera en algo patológico.Saludos

    Like

  5. De hecho también soy bastante fan de Brokeback Mountain, pero me fastidió bastante el factor circo mediático. A ver si hago un post sobre “recepción”. Más o menos lo que me parece es que los medios siguen dándole muchas vueltas a la representación del homoerotismo y yo no hacía más que ver malabarismos por parte del crítico de Fotogramas (Mirito Torreiro), por parte de los dueños de los cines, por parte de todo el mundo. Mierda que ni es un Western ni es una historia de amor. Creo que el número de Orientaciones donde sale mi artículo sobre la recepción de Brokeback Mountain está al caer… También saldrá algo sobre esto en la introducción al especial de cine gay de Archivos de la filmoteca que estoy terminando de editar.Un saludo

    Like

  6. Pues espero tus articulos ansiosamente. Para mi, Ang Lee explicó mejor que nadie al público heterosexual que el amor entre dos hombres puede ser tan irracional, bello o infinito como el amor entre un hombre y una mujer. La reacción del público heterosexual me emocionó profundamente, más que mi propia reacción ante la película. A mi no me quedó ninguna duda, desde el primer minuto que allí había una historia de amor. Sin embargo, Ang Lee engaña al publico heterosexual, que incluso se ríe en la escena del beso contemplado por la mujer de Ennis del Mar, para luego comprender que, con su risa, están contribuyendo que haya más personas como Ennis en el mundo o que mueran mas Jacks. Ese sentimiento de culpa no le abandona hasta días después de ver la película. Todo esto lo digo porque me han contado muchas veces esta historia.Nunca he llegado a oir el silencio tanto como en los ultimos quince minutos de esta película.

    Like

  7. hola, alberto, enhorabuena por tu trabajo y ánimo en esta nueva aventura tuya. Para empezar, “confesar” que soy hetero. y congratularme que en el encabezamiento de tu blog aludas a heteros tanto como a gays, porque igual que muchos gays son aficionados a un cine marcadamente heterosexual, es también legítimo que heteros nos interesemos por el cine gay.me gusta ver cine homosexual, descubrir buenas tramas gays en la pantalla, sacar el lado marica de las películas… y sí, me puso ver a banderas y poncela montándoselo en “Matador”, me impactó “Abrete de orejas”, me sorprendió el rollo maricón de “Espartaco”, y me divierte y alucina Bruce LaBruce. Es guay sentirse tan libre de poder ser heterosexual y disfrutar de las fantásticas expresiones de la homosexualidad, lejos de los corsés de una u otra acera. Porque me consta que hay homosexuales que recelan de tipos como yo, al que confunden por gay y luego toman por traidor cuando descubren que es un “heteruzo”.en fin, que me meto en un discurso político, pero quiero aprovechar para reivindicar un espacio común para las gentes de buena onda, entre las que me incluyo, que aman el sexo, ya sea homo o hetero, pero que por encima de eso aman la vida sin fronteras y el buen cine. Lo dicho, Alberto, mucho ánimo…

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s